dimecres, 14 de febrer de 2007

Un gran periòdic financer de la City opina sobre els agrocarburants.




La obligación de incorporación de biocarburantes no reducirá substancialmente la dependencia energética europea, según la industria de carburantes. Los países europeos necesitarán importar grandes cantidades de biocarburantes de países terceros para poder lograr sus objetivos, según declaraciones de la Asociación Europea de Empresas Petrolíferas publicadas por el diario Financial Times.

Para la Asociación el objetivo de incorporación de biocarburantes no va a mejorar apenas la independencia energética ya que la agricultura de la UE no tiene suficiente capacidad de producción de cultivos bioenergéticos de forma competitiva con países como Brasil o Malasia., que pueden producir grandes cantidades a bajos precios. Los planes de la Comisión incluyen la obligación de en 2009 ofertar en las estaciones de servicio gasolina con un 5% de bioetanol, E5; y con un 10% de bioetanol, E10, de forma que en 2020 toda la gasolina será E10.

Para las empresas petrolíferas de la UE , la obligación del bioetanol supone un importante quebradero de cabeza, ya que la estructura de consumo europea es de alto porcentaje de gasoleo, debido a un parque automovilístico con gran cantidad de vehículos diesel. Esto hace que haya excedente de gasolina, que será aun mayor con la obligación de incorporar bioetanol. Además el uso y transporte del bioetanol y las mezclas presenta problemas técnicos debido a la volatilidad del etanol, que es necesario resolver.

Este problema no se da en EEUU donde la mayor parte de los automóviles son de gasolina, y es la explicación de porque en EEUU la producción de biocarburantes esta centrada en el bioetanol, mientras que en la UE esta en el biodiesel. 6/2/2007

Imprimir article